FIRME EL

COMPROMISO

¿De dónde surge esta iniciativa y por qué?

En agosto de 2018, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia  falló a favor del matrimonio civil para parejas del mismo sexo, al encontrar que las secciones del Código de Familia que las excluían eran inconstitucionales. El fallo otorgó a la  Asamblea Legislativa 18 meses para enmendar la normativa que permitiera acceder a ese derecho, o de lo contrario proceder a levantar la prohibición que solamente permitía casarse por lo civil a las parejas heterosexuales. Esto significa que a partir del 26 de mayo de 2020  toda pareja en Costa Rica podrá casarse sin obstáculo alguno.

Mientras Costa Rica se prepara para convertirse en el primer país centroamericano en legalizar el matrimonio civil para parejas del mismo sexo, gran parte de la población de todos los rincones del país se une para celebrar y apoyar este histórico cambio. 

La campaña «Sí, Acepto» tiene como objetivo sumar las voces de todo el territorio nacional y todos los sectores que creen que ha llegado la hora de tratar a todas las personas por igual, sin exclusiones ni discriminaciones, con la misma dignidad y respeto, de tal modo que cualquier pareja que quiera unirse y construir una vida en conjunto pueda hacerlo con todo el respaldo de la institucionalidad.

Desde ahora hasta mayo del 2020 y más allá -porque creemos que al cambio de legislación le debe acompañar un cambio cultural que incluya las diversas sensibilidades y preocupaciones-, estaremos construyendo este movimiento en todos los cantones del país.  Compartiremos historias de vida y amor, testimonios de familias, imágenes y palabras que contribuyan a fortalecer el abrazo de las redes de apoyo necesarias para hacer de nuestro país un sitio de verdad acogedor para toda la gente que lo habite.

Nos une la convicción de que todas estas nuevas parejas merecen sentirse acompañadas y seguras en  sus entornos, familias y comunidades.

Queremos invitarle a unirse  al movimiento hoy mismo. Le necesitamos  para fortalecer esta gran conversación. El gran tema que nos ocupa no es otro que la dignidad y el respeto por las personas sin distingo alguno. Creemos que Costa Rica ya está lista para aceptar un cambio histórico de esta magnitud que le adicione coherencia a su historia de respeto por todos los Derechos Humanos.