Alice Castillo: No creí estar viva para este momento

Para mi esto es demasiado emotivo.

No creí estar viva para este momento.

En el 2016 me hicieron una entrevista, como integrante de nuestra organización GAFADIS (Grupo de Apoyo a Familiares y Amigos(as) de la Diversidad Sexual) con motivo de la Convención Internacional de Familias por la Diversidad, y en esa ocasión dije que estaba segura de que vería a mi hija vestida de novia aquí, en mi país.

Yo me casé en 1979 con mucha ilusión.Tuve cuatro hijos. Alexandra es excelente psicóloga y una hija ejemplar, como los otros tres. Daniel, biólogo marino, también es gay y mi deseo es que pueda formar su propia familia, porque sé eso lo haría muy feliz.

Sin embargo, los médicos me habían anunciado solo dos años de vida, por el cáncer de parótida que padezco. Para entonces ya habían pasado dos años de la operación y ahí estaba. Hoy,  tres años después, aquí sigo.

En aquel momento estaba un poco triste porque sentía que faltaban muchos años para que el matrimonio civil igualitario fuera una realidad en Costa Rica y que ese deseo no se iba a cumplir antes de mi partida.

Pero no. Aquí estoy todavía y además, siendo parte de este sueño. Hoy los sentimientos se me mezclan y no se si llorar o reír. He luchado muchísimo por los derechos de mis hijos, y en el camino me enamoré de mis compañeros y compañeras de causa, todas personas maravillosas. Caminar junto a ellas y junto a ellos, es para mi es el mejor regalo que la vida me da.

Son valientes, luchadores, llenos de amor. ¡Y los amo!