Hernán Hidalgo: La felicidad no se gasta porque otros la obtengan

Estoy orgulloso de haberme convertido en el hombre que quise con la orientación sexual que me tocó.  

Siempre intenté convertirme en un referente, un buen referente para muchos que crecen sin entender lo que les pasa y no saben como superar las presiones sociales, religiosas, éticas y de cualquier tipo, inclusive las presiones de la misma población LGTBIQ+  de ser “el gay correcto”, “el gay al que no se le nota”, “el gay macho”, porque en expresiones de género todas son correctas.

Estoy feliz de participar en esta campaña, no porque busque o necesite que la sociedad apruebe o SI, ACEPTE mi derecho a casarme o cualquier otro derecho – de todas formas ya no hay marcha atrás- . Participo con la esperanza de que la sociedad finalmente SI, ACEPTE que vivimos en un mundo plural, con diversidad ideológica, religiosa, cultural, étnica, de intereses, de gustos, de personalidades, de orientación sexual y más.  Que acepte que en este mundo todos cabemos  tal como somos y que en la búsqueda de la felicidad no hay diferencias, todos y todas la merecemos y no debemos por ninguna razón interferir en los intentos de los demás.

Quiero que SI, ACEPTEN que la felicidad no se gasta porque otros la obtengan.  Al contrario, cuanta más gente sea feliz, más fácil será para todos y todas alcanzarla también.